Ir al contenido principal

Los flacos pensamos mejor de noche


Dicen que los flacos pensamos mejor de noche y es cierto. Es como si la cena nos alentara al trasnocho, como si el queso en la arepa o el guarapo de panela nos desvelaran por sí solos.
Los flacos pensamos mejor de noche, no sólo a causa de una enorme cena, también porque al terminar con las labores del día, nuestra verticalidad queda despejada de tareas pendientes y esa fuerza que estuvo retenida en nuestras manos, se nos sube hasta la cabeza y comenzamos a pensar en cosas de flacos.
Ahora tendría que contar a qué cosas me refiero y no es difícil deducir que generalmente los flacos pensemos en cosas muy gordas, o no tanto, pero habitualmente redondas por alguno de sus lados. Cosas con curvas pronunciadas en las que reconocemos aquellas carencias que solo tenemos los flacos, llenos de líneas rectas y cortes por donde se nos mire.
Así pues llegamos a pensar en un plan redondo para el fin de semana o la circunferencia de los ceros que pueblan nuestras cuentas de ahorro. Algunos con la desdicha de almacenar algunos valores por delante de una cantidad enorme de ceros, viven con la zozobra de saber que algún día todo ese dinero se irá por donde vino. Y nosotros con la suerte de no acumular tantos ceros en nuestras cuentas para así dar paso a otro tipo de preocupaciones curvilíneas más productivas y esencialmente necesarias.
De este modo solemos acumular uno que otro billete en los bolsillos del pantalón o en el libro menos pensado (y menos leído) de nuestra biblioteca, como esos manuales para instalar las impresoras, para usar la licuadora, o armar correctamente el multimueble que armamos años atrás y todavía nos sobraron tornillos.
Los flacos pensamos mejor de noche también porque en la soledad se aprecia más nuestra verticalidad. Nótese bien que un flaco en la multitud es ligeramente menos flaco, en cambio un flaco que, apaciblemente o con un afán particular camina solo por una calle es tan efectivamente un flaco que puede hasta llegar a pasar desapercibido. Siendo francamente una cosa que sólo podemos hacer los flacos y que siendo una cualidad tan particular esta de escondernos bajo las sobras de los postes, también nos ayuda a concentrarnos mejor por las noches.
Además, existe la teoría según la cual esta forma de flecha que tenemos los flacos, hace que -apuntando siempre hacia arriba- los rayos lunares (incluso en luna nueva) nos faciliten el proceso de sinapsis y especialmente por las noches pensemos mejor. De noche además porque cuando nos acostamos solemos llevarnos a la cama todos los asuntos del día, lo cual es una clara desventaja con respecto a nuestros amigos menos flacos, quienes con quitarse la camisa ya se deshacen de un gran peso y cualquier preocupación cabe perfectamente en los bolsillos de sus enormes pantalones.
Especialmente esta noche los flacos de este cuarto piensan mejor de noche, porque el único flaco que habita en estos predios lo hace, y porque además algo tenía que decir antes de entrarle a esta muerte doméstica y voluntaria a la que me dirijo ahora.
Apago la luz y buenas noches.

Gracias Mary

Gracias Mary

Entradas populares de este blog

Pies hermosos

Mario Benedetti La mujer que tiene los pies hermosos
nunca podrá ser fea
mansa suele subirle la belleza
por totillos pantorrillas y muslos
demorarse en el pubis
que siempre ha estado más allá de todo canon
rodear el ombligo como a uno de esos timbres
que si se les presiona tocan para elisa
reivindicar los lúbricos pezones a la espera
entreabir los labios sin pronunciar saliva
y dejarse querer por los ojos espejo
la mujer que tiene los pies hermosos
sabe vagabundear por la tristeza.

Tiran piedras los niños

TIRAN PIEDRAS LOS NIÑOS
NOVIEMBRE, 2009
© Ennio Tucci
© Jenifeer Gugliotta
Ediciones Madriguera, 2009
Barrio Chimpire, calle Purureche entre calles Cristal y Chevrolet. Coro.
Falcón - Venezuela.
Correo: edicionesmadriguera@yahoo.es
Sitio Web: http://www.madriguera.ya.st
Elaboración: Jenifeer Gugliotta, Mariana Chirino y Ennio Tucci.
Modelo de fotografías: Francisco Elías Medina
Dibujos de mangos: Mariana Chirino
Hecho el Depósito de Ley
Depósito legal: if-06820098004804



Dedicatoria:
A los chamos de la Vereda 5.
a mis hermanos,
y a todos mis semejantes.






¿De qué se trata esto?

Tal vez quieran irse de viaje
probar el menú gourmet
o visitar los lugares más emblemáticos del mundo
tomarse fotos en todos lados para presumir con los amigos
Yo debo decir
que amé a esta ciudad antes de conocerla
de conocerla de verdad en sus solares
bajo sus árboles hablando con un buen amigo
como también te amé antes de conocer tus lunares
Esta ciudad se extiende por sus solares
llora por sus avenidas
se tira pal…

Pues sí, cerré el facebook

No es por ser odioso y no tiene nada que ver con los problemas que tiene el señor Zuckerberg con la justicia norteamericana, tema que más que un escándalo, para mí sigue siendo una cortina de humo para ocultar otras acciones.
Hay dos razones que consideré importantes a la hora de cerrar mi cuenta en esta red social, pueden existir millones pero estos dos me parecieron me motivaron a salirme.
-Siendo un muro infinito de novedades que todos tus contactos publican a cada momento, es un ladrón de tiempo poderoso, porque además de compartir los intereses (por lo menos algunos intereses) de las personas que sigues, al cabo de algunos centímetros encontrarás siempre algo nuevo que compartir o comentar.
-Las opiniones emitidas en el facebook se pierden en el tiempo, lo cual hace que cualquier argumento emitido pierda utilidad, y siendo un espacio tan personal, permite y promueve un modo de expresión donde cada usuario es un emisor de contenido, por lo cual mucha de la información que se publ…