Ir al contenido principal

NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAIDO

por Facundo Cabral

No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla.
Distraído de la vida que te rodea: Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.

Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco; algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Sólo citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo".

Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un sólo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mando matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas ... y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruyan hay millones de caricias, que alimentan la vida.

Pocas cosas tan bellas he recibido como estas palabras, que me parecen salidas no sólo de una alma buena, pero sobre todo muy humana. Ojalá y lo disfrutes tanto como yo y ojalá y todos los practiquemos. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.

Tomado de: http://www.yogakai.com/cabral.htm

Gracias Mary

Gracias Mary

Entradas populares de este blog

Pies hermosos

Mario Benedetti La mujer que tiene los pies hermosos
nunca podrá ser fea
mansa suele subirle la belleza
por totillos pantorrillas y muslos
demorarse en el pubis
que siempre ha estado más allá de todo canon
rodear el ombligo como a uno de esos timbres
que si se les presiona tocan para elisa
reivindicar los lúbricos pezones a la espera
entreabir los labios sin pronunciar saliva
y dejarse querer por los ojos espejo
la mujer que tiene los pies hermosos
sabe vagabundear por la tristeza.

Tiran piedras los niños

TIRAN PIEDRAS LOS NIÑOS
NOVIEMBRE, 2009
© Ennio Tucci
© Jenifeer Gugliotta
Ediciones Madriguera, 2009
Barrio Chimpire, calle Purureche entre calles Cristal y Chevrolet. Coro.
Falcón - Venezuela.
Correo: edicionesmadriguera@yahoo.es
Sitio Web: http://www.madriguera.ya.st
Elaboración: Jenifeer Gugliotta, Mariana Chirino y Ennio Tucci.
Modelo de fotografías: Francisco Elías Medina
Dibujos de mangos: Mariana Chirino
Hecho el Depósito de Ley
Depósito legal: if-06820098004804



Dedicatoria:
A los chamos de la Vereda 5.
a mis hermanos,
y a todos mis semejantes.






¿De qué se trata esto?

Tal vez quieran irse de viaje
probar el menú gourmet
o visitar los lugares más emblemáticos del mundo
tomarse fotos en todos lados para presumir con los amigos
Yo debo decir
que amé a esta ciudad antes de conocerla
de conocerla de verdad en sus solares
bajo sus árboles hablando con un buen amigo
como también te amé antes de conocer tus lunares
Esta ciudad se extiende por sus solares
llora por sus avenidas
se tira pal…

Pues sí, cerré el facebook

No es por ser odioso y no tiene nada que ver con los problemas que tiene el señor Zuckerberg con la justicia norteamericana, tema que más que un escándalo, para mí sigue siendo una cortina de humo para ocultar otras acciones.
Hay dos razones que consideré importantes a la hora de cerrar mi cuenta en esta red social, pueden existir millones pero estos dos me parecieron me motivaron a salirme.
-Siendo un muro infinito de novedades que todos tus contactos publican a cada momento, es un ladrón de tiempo poderoso, porque además de compartir los intereses (por lo menos algunos intereses) de las personas que sigues, al cabo de algunos centímetros encontrarás siempre algo nuevo que compartir o comentar.
-Las opiniones emitidas en el facebook se pierden en el tiempo, lo cual hace que cualquier argumento emitido pierda utilidad, y siendo un espacio tan personal, permite y promueve un modo de expresión donde cada usuario es un emisor de contenido, por lo cual mucha de la información que se publ…