Ir al contenido principal

Una mesa que me odia

ESTA MESA está harta de mí. Le serruché una pata y le clavé otra. Exhibe mis mocos secos por debajo, restos de cola blanca, cinta adhesiva y pintura. Mi hermana le pegó un papel hace tiempo, que sigue pegado a ella como un animal, aparte le clavé un tornillo a un costado para colgar mis llaves y martillé sobre su superficie el Rin torcido de una bicicleta. De noche, cuando llego, todo lo dejo sobre la mesa. Justo donde suelo diseccionar lagartijas y matar cucarachas (de las voladoras, las que se le paran en la cara a uno).

Esta mesa me odia en serio. Desde que la pelé completa y nunca le eché el barniz. Desde que el gato de mi hermano duerme sobre ella y escribí con un kilométrico tu nombre, en un corazón que me quedó muy cuadrado, pero que a todo el que me visita, igual le muestro mi garabato para que no piense estacionarse aquí por mucho tiempo.

Gracias Mary

Gracias Mary

Entradas populares de este blog

Pies hermosos

Mario Benedetti La mujer que tiene los pies hermosos
nunca podrá ser fea
mansa suele subirle la belleza
por totillos pantorrillas y muslos
demorarse en el pubis
que siempre ha estado más allá de todo canon
rodear el ombligo como a uno de esos timbres
que si se les presiona tocan para elisa
reivindicar los lúbricos pezones a la espera
entreabir los labios sin pronunciar saliva
y dejarse querer por los ojos espejo
la mujer que tiene los pies hermosos
sabe vagabundear por la tristeza.

Regresando a la escritura

Ese empeño personal en comenzar un texto nuevo con tanta regularidad haciendo imposible la culminación del texto en el que estoy trabajando ahora, es lo que me motiva a escribir esta nota.
Valga pues señalar desde un principio que es una nota resentida para que, quien pueda sentirse ofendido, deje de leer de inmediato y sintonice otro canal, a fin de cuentas, todos tenemos cable.
Para escribirla por ejemplo debería comenzar divagando sobre la terrible idea de verla publicada en mi blog o enviársela a algún amigo que pueda responderme con franqueza. Esa lucha permanente entre el ego y la menuda certeza de no haber escrito nada que realmente valga la pena. Este diálogo permanente entre la almohada y el inodoro, entre el transporte público y el techo del trabajo.
Un monólogo más bien entre la palabra que se diluye entre una tarea y otra, en el penoso afán de dejarla pasar porque al parecer hay cosas más importantes o temo herir a alguien.
Alguna vez César me decía que si se dejaba pasar…

Tiran piedras los niños

TIRAN PIEDRAS LOS NIÑOS
NOVIEMBRE, 2009
© Ennio Tucci
© Jenifeer Gugliotta
Ediciones Madriguera, 2009
Barrio Chimpire, calle Purureche entre calles Cristal y Chevrolet. Coro.
Falcón - Venezuela.
Correo: edicionesmadriguera@yahoo.es
Sitio Web: http://www.madriguera.ya.st
Elaboración: Jenifeer Gugliotta, Mariana Chirino y Ennio Tucci.
Modelo de fotografías: Francisco Elías Medina
Dibujos de mangos: Mariana Chirino
Hecho el Depósito de Ley
Depósito legal: if-06820098004804



Dedicatoria:
A los chamos de la Vereda 5.
a mis hermanos,
y a todos mis semejantes.






¿De qué se trata esto?

Tal vez quieran irse de viaje
probar el menú gourmet
o visitar los lugares más emblemáticos del mundo
tomarse fotos en todos lados para presumir con los amigos
Yo debo decir
que amé a esta ciudad antes de conocerla
de conocerla de verdad en sus solares
bajo sus árboles hablando con un buen amigo
como también te amé antes de conocer tus lunares
Esta ciudad se extiende por sus solares
llora por sus avenidas
se tira pal…